jueves, 31 de mayo de 2012

WHAT'S HAPPENING ?

"El psicoanálisis del arte, la experiencia analítica con el arte, permite percibir la riqueza de enigmas que yacen en los puntos menos descifrables y más atrapantes de la obra".
Melgar, Rascovsky de Salvarezza, 1997.



La representación de lo irrepresentable



Lo que está pasando aquí es una interrogación renovada sobre lo que podemos pensar y lo que podemos hacer. Que para muchos o para pocos esta crítica tiene un sentido alegórico y metafórico, lo que no podrían hacer las letras o la pintura. Los juegos de oposición bajo los cuales se han querido pensar en la idea de "modernidad" artística: transitivo/intransitivo, presencia/representación, representación/irrepresentable. Estos conceptos pretenden designar principios distintos entre dos momentos y dos formas de arte.

Nos surge dos preguntas para ubicarnos en estos géneros artísticos: ¿Qué es lo representable?, y ¿Qué es lo irrepresentable?. El psicoanálisis nos da algunas respuestas según Freud.

<< representable
El psicoanálisis siempre se propuso darle representación a lo más alejado de la palabra. El pasaje de la representación-cosa a la representación-palabra y la representación de objeto es uno de los instrumentos de la cura analítica. En este nivel, lo representable corresponde a un inaccesible perteneciente al orden de lo figurable y accesible a la percepción.
Las representaciones inconscientes privilegian así la atracción sobre otras representaciones cuando la asociación libre y la atención flotante instalan el trabajo analítico de lo representable.
La curiosidad y el deseo de saber que sostienen el análisis, especialmente si se trata de su costado hermenéutico, son animados por ese inconsciente desconocido, que mantiene la promesa de un placer de sentido que se logra en la sublimación pulsional durante el ejercicio de lo simbólico en los momentos de insight y de posterior meditación.
Lo representable es el arquitecto necesario en esta construcción de la temporalidad.
Sin embargo, lo prelingüístico y lo no lingüístico en sentido amplio no siempre son abordables por el trabajo analítico sobre la representación.

 << irrepresentable
El psicoanálisis ubica lo irrepresentable en lo que no tiene inscripción, en lo no psíquico. Para los desarrollos influidos por la lingüística, es lo que no está dentro de las posibilidades del significante. En el trabajo analítico, es lo que excede a la transmisión entre proceso primario y secundario, a la transmisión intrapsíquica entre sistemas, e intersubjetiva entre personas. Es lo que excede a la dialéctica de condensaciones, desplazamientos y juegos de la memoria.
Freud siempre tuvo claro que lo no pensado puede hacerse pensamiento, representación, palabras o imágenes. Algo que está en el Ello pero no se sabe puede ser disparado hacia la percepción, y "lo real-objetivo-no discernible" hacerse discernible.
La identificación estética con lo indescifrable despierta entonces la escena fantasmática, la representación del misterio.

En esta muestra Augusto Jesus Ballardo Arce, nos libera poéticamente lo que está pasando...









Una crítica, no de la exposición...  
Fotografias "Obscenity" de Bruce LaBruce 
Artista cuyo trabajo ha sido habitualmente confiscado por diversas aduanas desde la década de 1980 y estigmatizado y juzgado de “Obsceno”, LaBruce sabe un par de cosas sobre el territorio del “tabú”, la representación de lo irrepresentable, el amor que no osa decir su nombre.

lunes, 28 de mayo de 2012

PENITENTE


Acción de fe de un artista

Jaime Romero
Artista Visual 

La presente muestra, Penitente. Acción de fe, y añado de "un artista"; por que proviene de una profunda meditación del artista sobre la personalidad de Maria Magdalena quien casi misteriosamente tiene un controvertido lugar en la historia biblica. La icográficia magdaleniana es extramadamente rica en la historia del arte universal: desde los íconos bizantinos hasta obras maestras del Renacimiento como el Noli me tangere del Corregio, o las obras del Barroco, que utilizan la figura de la Magdalena como una ocasión para explorar las posibilidades del desnudo femenino y la sensualidad que ella puede evocar. En el lenguaje de Jaime Romero reinterpreta su escena artistica donde se ha evitado la representación de Cristo, cuya presencia solo se insinúa mediante un pie, unas piernas o un medio cuerpo que escapa del campo pictórico para dar lugar a la caracterización singular de Magdalena en el centro de la composición, vestida y no desnuda con ampulosos ropajes en tonos cálidos puntos principales en el cual convergen las líneas visuales que aluden a una continua expontaneidad del color y la imagen para darle mayor protagonismo al personaje. Esta óptica novedosa y moderna es la misma que mantiene en la mayoría de sus cuadros en http://jaimeromero.net/home.htm.

Este devoto artista con inigualable experiencia realizó sus estudios en la Facultad de Arte de la Pontificia Universidad La Católica del Perú PUCP, actual docente de esta institución.







domingo, 27 de mayo de 2012

Resurrección

Santa Maria Magdalena

Estandarte Penitente

Custodia de la corona

Crucifixión

Noli me Tangere

Unción

                              

miércoles, 23 de mayo de 2012

RETRATOS - IDENTIDADES

"La Fotografía no es solamente una escritura  de la luz, es un lenguaje de  memorias, confidencias,  rastros, silencios, gritos de  tiempo, temperamentos del  espacio, vivencias, pasiones, cicatrices, ilusiones claro obscuros que se manifiestan en la  caligrafía fotográfica. Como fotero combato la cultura del  olvido, soy  cronista de la vida, produzco memoria y soy testigo activo del debut de la vida y en este afán, tomo partido frente a ella. La fotografía  me ha proporcionado conciencia, conocimiento e identidad". Eduardo Quintana

Eduardo Quintana Díaz 
Fotógrafo Humanista - Estético - Documentalista Independiente. Investigación, Cátedra, Retratista. Director proyectos consultor y realizador de estudios antropológicos. Cofundador de la Sección Académica de Fotografía. Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión. 1980. 
(Ecuador - Quito, 1955)

"Fotero"
"Un Fotero de cepa y corazón", como el se denomina.



Eduardo Quintana, presenta en esta oportunidad al conmemorar sus 30 años dedicados a la fotografía, la muestra Retratos - IdentidadesUna colección de 50 fotos tomadas desde 1979 hasta 2010, en esta selección de instantáneas se nutren cuatro aspectos esenciales: la nostalgia, el efecto dramático de la luz, involucrarse con personajes y lugares; y finalmente, ejercer lo que él llama el oficio de "fotero" o fotógrafo.
Puntualiza que él mismo ha realizado la curaduría de la muestra, buscando "configurar esta exposición a manera de una versión de retrospectiva que incluye fotografías de diversas series". Eduardo, retrata personajes de las zonas populares de su país, principalmente del Ecuador Tierra Adentro.
Estas fotos fueron trabajadas digitalmente dando sorprendentes resultados, como el dice: "pero que aún no desplazan el afecto y el recuerdo de los olores del cuarto oscuro donde me sentía más artífice, más panadero, más alfarero, más jardinero, más "fotero". 
Una interesante obra que empalma con la diversidad que poseemos en nuestro país, cuya similitud se ve marcada en el transfondo cultural de nuestros pueblos,. Es notable su preocupación por captar la complejidad de los pueblos y grupos culturales: el negro, el amazónico, el indígena de la sierra, los montubios y los mestizos. Retratos honestos y auténticos, que conmueven, enternecen y también cuestionan.
Desde aquí los invito apreciar la sensibilidad visual de este cronista gráfico que comparte en esta muestra.
"Como Fotero combato la cultura del olvido...
y tomo partido frente a la vida". Eduardo Quintana


Penitentes

Músicos del Guayas

Hombre vende globos

Esposos Kichwas

Anciana Montubia

Músico Afro Ecuatoriano

Madre e hija Shuar

Abuela y nieto Waorani

Hombre Shiviar

Mujer Otavaleña

Mujer Montubia

Mujer Afro Ecuatoriana

Mujer Waoroni

Niño Cofan

Niños Waoranis

Niños betuneros

Niño Shiviar

Niño Secoya

Niño Shuar

lunes, 21 de mayo de 2012

NAIR Y NAP: Dioses Prehispánicos


Conviviendo con nuestros dioses


La particularidad de esta obra es la asimilación de percepciones unánimes provenientes de experiencias similares desde su lógica y del mundo imaginario colectivo del pasado. Las culturas prehispánicas que se han desarrollado en nuestro país nos dejan un registro altamente valorable para nuestros artistas de hoy, en esta escena nos hacen alusión a las divinidades complementarias. El Sol y la luna de la Cultura Tallan: Nair y Nap, que si bien no son las divinidades máximas en esta cultura del Norte de nuestro país; nos remiten a la relación de masculino/femenino, yang/ying o simplemente a lo que entendemos a la complementariedad, del todo con sus partes. Estas comunidades se desarrollaron en Cajamarca, Piura y La libertad, este concepto de religiosidad no quedan exentas de otras influencias que perciben el mundo interior, inframundo o supra mundo de quienes lo habitan.

A la luz de esta exposición es centrarnos en un viaje lleno de experiencias, una exploración de nuestras propias creencias y religiosidades arraigadas aun en nuestro interior.




Divinidad lunar



Ritual I

Espíritu de la montaña

Escalera al cielo



Kuntur

N/S